La Confederación Hidrográfica del Guadiana reduce a la mitad las dotaciones de agua para los regadíos de la Sierra de Altomira

Gobierno regional y asociaciones agrarias, indignadas por la discriminación que sufren los regantes de Castilla-La Mancha

0

La Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, en su reunión del pasado miércoles, decidió reducir a la mitad las dotaciones de agua para los regadíos de la Sierra de Altomira, Lillo-Quintanar y Consuegra-Villacañas, en su mayoría cultivos sociales como ajo, cebolla y melón.

Tanto el consejero de como las organizaciones agrarias de Castilla-La Mancha han manifestado su disconformidad con esta decisión que supone condenar a medio centenar de municipios de Cuenca y a algunos de Ciudad Real y Toledo que pertenecen a esta comarca. Según declaraciones del secretario regional de ASAJA, José María Fresneda,  a AgroalimentariaCLM, la Confederación ha reducido las dotaciones de riego 4.278 metros cúbicos por hectárea a 2.200 metros cúbicos para herbáceos y de 2.000 metros cúbicos por hectárea a 1.500 para leñosos.

Por su parte, el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, se ha mostrado indignado por esta decisión y ha señalado que “no puede ser que la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) aplique mayores restricciones a los regantes de nuestra región que a los de otros lugares”.

En esta materia, ha aseverado, que de estos regadios “depende el futuro de muchas familias y el futuro del sector económico más importante de nuestra región que aporta el 14 por ciento de nuestra riqueza en el Producto Interior Bruto (PIB) autonómico”
Los representantes del Gobierno regional han votado en contra de las restricciones de agua, pero aún así, la CHG ha decidido seguir adelante y aplicar las nuevas limitaciones. Unos recortes que afectarán, por primera vez, a los agricultores de cultivos hortícolas de la masa de agua de Altomira, la mayoría en pequeñas explotaciones y, lo más preocupante, que no aprobará ni una sola nueva concesión, ni para los nuevos jóvenes agricultores que se acaban de incorporar gracias a las ayudas de la Junta.

De esta manera, ha lamentado que se ponga en riesgo cultivos tan sociales como el melón, la sandía, el pimiento, la cebolla o el ajo morado de Las Pedroñeras, que crean mucho empleo en La Mancha occidental y que vienen manteniendo una de las zonas con más población de la comunidad autónoma, vinculada a la agricultura.

Los municipios afectados por las restricciones de uso de aguas subterráneas en la masa de Altomira del Alto Guadiana pertenecen a las provincias de Cuenca, Ciudad Real y Toledo, en La Mancha occidental.

En la provincia de Cuenca, la más perjudicada por estas restricciones, los municipios afectados son La Alberca de Záncara, Alcázar del Rey, Alconchel de la Estrella, Montalbanejo, La Almarcha, Almendros, Almonacid del Marquesado, Atalaya del Cañavate, Barajas de Melo, Cañada Juncosa, El Cañavate, Casas de Benítez, Casas de Fernando Alonso, Casas de Guijarro, Castillo de Garcimuñoz, La Hinojosa, El Hito, Huelves, Monreal del Llano, Osa de la Vega, Paredes, Pinarejo, El Pedernoso, Pozorrubio, Puebla de Almenara, Rada de Haro, Saceda-Trasierra, Santa María del Campo Rus, Santa María de los Llanos, Sisante, Tarancón, Torrubia del Castillo, Tribaldos, Vara del Rey, Vellisca, Villamayor de Santiago, Villar de Cañas, Villar de la Encina, Villarejo de Fuentes, Villarrubio, Uclés, Rozalén del Monte, Saelices, Hontanaya, Tresjuncos, Fuentelespino de Haro, Villalgordo del Marquesado, Los Hinojosos, Villaescusa de Haro, Honrubia, Carrascosa de Haro, Belmonte, Mota del Cuervo, Las Pedroñeras, San Clemente, Casas de Haro, Pozoamargo y Tébar.

En la provincia de Ciudad Real, los recortes en las dotaciones afectarán a Alcázar de San Juan, Campo de Criptana y Pedro Muñoz, y en la provincia de Toledo a Miguel Esteban, Quero, Quintanar de la Orden, El Toboso, Villanueva de Alcardete.

Asimismo, UPA CLM ha denunciado en rueda de prensa la discriminación que sufren los agricultores de Castilla-La Mancha frente a los de otras regiones.

Se han aprobado las dotaciones de agua para los cultivos leñosos y herbáceos
En la reunión de la Confederación se ha debatido y aprobado, para el año 2018, el Plan de Extracciones de las Masas de Aguas Subterráneas. /CHG

Se mantiene la dotación para la Mancha Occidental

Por lo que respecta a las zonas de Mancha Occidental I y II y Rus Valdelobos, las dotaciones se mantenido como estaban en 1.500 metros cúbicos por hectáreas para los cultivos leñosos y 2.000 para los herbáceos. Por eso, tras conocer esta decisión, Araceli Olmedo, presidenta de la Comunidad de Usuarios de la Mancha Occidental II, ha mostrado la satisfacción de la Junta de Gobierno de esta Masa de Aguas Subterráneas con la prórroga del Plan de Extracciones para los regantes de esta zona, a través de un comunicado.

Los regantes de la zona consideran que es “de justicia” mantener las dotaciones para riego, que están establecidas en 1.500 metros cúbicos por hectárea para cultivos leñosos y 2.000 para herbáceos, unas dotaciones de riego muy inferiores de las que se dispone en otras zonas.

De hecho,  Olmedo ha señalado que estas dotaciones “son fundamentales para seguir manteniendo la rentabilidad de los cultivos de los regantes, que llevan muchos años realizando un gran esfuerzo y renunciando sin compensación alguna a las dotaciones que realmente les corresponden, mucho más altas que las fijadas”.

Los municipios englobados en la Masa Mancha Occidental II son: Alameda de Cervera, Alcázar de San Juan, Alhambra, Arenales de San Gregorio, Argamasilla de Alba, El Bonillo, Campo de Criptana, Cinco Casas, Llanos del Caudillo, Manzanares, Membrilla, Las Mesas, Mota del Cuervo, El Pedernoso, Pedro Muñoz, Las Pedroñeras, El Provencio, San Clemente, Santa María de los Llanos, Socuéllamos, El Toboso, Tomelloso y Villarrobledo, pertenecientes a las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: