Los regantes de la Sierra de Altomira se plantean reducir la superficie de ajo ante los recortes en las dotaciones de agua

Reunión con el consejero de Agricultura que ha calificado de "brutal" la disminución en la dotación de agua que ha llevado a cabo la Confederación del Guadiana

0

La reducción en las dotaciones de agua en la zona de la sierra de Altomira, en el Alto Guadiana, va a dar lugar a una disminución de las superficie plantadas para un cultivo emblemático como el ajo morado, también la cebolla y el melón. Esta es una de las denuncias que ha realizado Rafael Rodríguez, presidente de la Comunidad de Usuarios de la Sierra de Altomira, durante la reunión que ha celebrado con el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo.

Regantes de la sierra de Altomira
Rafael Rodríguez, presidente de la Comunidad de Usuarios de la Sierra de Altomira, durante la reunión que ha celebrado con el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo. /AGroaACLM

Estas reducciones no se notarán en la presente campaña de ajo dado que están a punto de recogerse y “las lluvias han acompañado y casi no hemos tenido que tocar los acuíferos”, ha señalado Rodríguez, pero tendrá repercusión en las posteriores cosechas ya que los agricultores se están planteando reducir la superficie para poder regarla con ciertas garantías.

También , el consejero ha calificado de “brutal recorte” a las dotaciones de agua que el que está sufriendo esta comunidad de regantes, “la peor tratada por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana”, ha señalado. La reducción ha dejado la dotación a la mitad, con 2200 metros cúbicos por hectárea para cultivos herbáceos y 1.500 para los leñosos.

Los regantes demandan 3000 metros cúbicos por hectárea para herbáceos y 1800 para leñosos dado que tiene estudios que demuestran que estas cantidades no pone en riesgo la masa de agua subterránea de la Sierra de Altomira, dado el nivel de recarga que tiene el acuífero.

El presidente de los regantes también ha manifestado su temor a que este recorte, que en  principio se aprueba para el presente año hidrológico, se consolide en el tiempo y se alargue en años venideros.

Martínez Arroyo ha mostrado su compromiso y solidaridad con los regantes y ha señalado que “hay que trabajar para que tengan acceso al agua que tenían antes para que puedan mantener la viabilidad y competitividad de sus producciones, en especial ajo morado, bandera de Castilla-La Mancha”.

La Comunidad de la Sierra de Altomira incluye a unos 200 regantes de una superficice muy extensa que incluye 55 municipios de Cuenca,  cinco de  toledo y  tres de Ciudad Real.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: