Más de un centenar de viticultores abordaron los secretos del riego y nutrición de la vid para mejorar la eficiencia del viñedo en Castilla-La Mancha

0

El Instituto Regional e Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal (IRIAF) de Tomelloso ha acogido la Jornada Asesoramiento práctico en riego y nutrición de la vid, a la que han asistido más de un centenar de viticultores y cooperativistas de Castilla-La Mancha, organizada por Cooperativas Agro-Alimentarias, con el patrocinio de Liberbank.

“Conocer nuestro suelo es esencial para saber dónde están nuestras raíces y poder así tratar mejor la vid y regarla y nutrirla de manera óptima para conseguir una uva de más calidad y de la manera más eficiente”. Esta sentencia tan sencilla “conocer nuestro suelo”, marcará el trabajo a desarrollar en cada una de las viñas, “y lo que es puro sentido común, en ocasiones se nos olvida, porque el resto, es aplicar los mejores nutrientes y dar a la planta el agua justo que necesita en cada momento”, señalaba Xabier Rius, Ingeniero Agrónomo, colaborador de Agromillora y experto internacional en viñedo y viticultura de precisión.

El objetivo de la jornada, inaugurada por el director de Cooperativas Agro-alimentarias, José Luis Rojas, el director territorial de Liberbank, Alfonso Enrique López y el jefe de Desarrollo Rural de la Dirección Provincial de Agricultura en Ciudad Real, José Díaz-Salazar, ha sido “aportar dos de las claves estratégicas en un cultivo hegemónico como es la viña en la región; dos estrategias que pasan por optimizar el riego y la nutrición de la planta, con el objetivo de obtener una uva de calidad y poder así elaborar un mejor vino que aporte más valor añadido a los socios… en definitiva lograr una conexión necesaria entre la producción y el mercado”, señalaba José Luis Rojas.  Por su parte, Alfonso Enrique López, reiteró al auditorio el compromiso de Liberbank, entidad muy enraizada en el sector agroalimentario en la región, con la tecnología, la formación y la mejora del sector en Castilla-La Mancha”.

Durante la jornada expertos a nivel nacional e internacional, entre ellos, José María Tarjuelo, Director del CREA de la Universidad de Castilla-La Mancha; Miguel Urrestarrazu, Catedrático de la Universidad de Almería; o expertos a nivel internacional como el francés Marc Gelly o Xavier Rius, abordaron nuevas técnicas, estudios y sus experiencias para mejorar la vid en riego y nutrición.

Entre las nuevas herramientas para mejorar el riego en la vid se dio a conocer el plan de trabajo realizado durante 2016 y 2017 con VINTEL, un programa informático, que permite modelizar el estrés hídrico de la planta a lo largo del estado fenológico e indicarnos si está dentro de los rangos óptimos, y por tanto si es necesario o no aportar agua y en qué medida para conseguir dichos rangos. Según explicaba Marc Gelly, esta herramienta, cuya experiencia se está llevando a cabo de la mano de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha en algunas cooperativas de la región desde hace dos años, “se utiliza sin sensores pero con datos de las parcelas e indica al viticultor qué cantidad de agua tiene que aplicar. Sigue esta necesidad desde el brote hasta la caída de hoja y parametriza el estrés hídrico durante todo el año. Es muy fácil de instalar, pues no hay instalación en el campo, y su coste es muy económico, entre los 200 y 300 euros”.

Otra de las conclusiones en materia de nutrición de la vid es que la nutrición actual no debe separarse de la aportación hídrica, por lo que se debería de hablar de la  fertiirrigación, entendiendo que en cada una de las aportaciones de agua, la gota aportada debe de mantener un equilibrio de los nutrientes que contiene en base a las necesidades que en ese momento necesita la viña.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: